Facebook La diferencia entre arrendamiento financiero y puro - Financiera Bepensa
La diferencia entre arrendamiento financiero y puro

La diferencia entre arrendamiento financiero y puro

¿Necesitas un coche y puedes o quieres solicitar un crédito? Tal vez un arrendamiento financiero está capturando tu mirada o a lo mejor uno puro. Tal vez no conoces la diferencia entre ambos, y quieres saber cuál te conviene más

Es importante tener los conceptos claros antes de hacer una transacción. Si dudas de lo que significa algo y te quedas callado, puedes terminar en un problema. Además uno que se podría solucionar fácilmente.

¿Qué es un arrendamiento automotriz?

A veces, comprar un coche no es la mejor opción. El arrendamiento, en esos casos, es una alternativa muy atractiva.

El arrendamiento automotriz o leasing es una herramienta fiscal mediante la cual se renta un bien a una persona. Esta transfiere el uso del bien, en este caso el auto, a cambio de un pago periódico, usualmente mensual.

Según El Economista, permite deducir impuestos, modernizar constantemente y adquirir autos a un precio menor de su valor real.

Arrendamiento puro

El arrendamiento puro es la renta en su forma más simple. Firmas un contrato, pagas mensualmente y recibes el bien. Al fin del periodo contratado, devuelves el auto y el arrendamiento finaliza.

Arrendamiento financiero

El arrendamiento financiero es un poco más complejo. Quien arrienda el coche lo otorga a cambio de la renta, que sirve como un financiamiento a mediano y largo plazo. Es decir, funciona de manera similar a un crédito.

Al final del arrendamiento, el arrendatario tiene la oportunidad de compra al pagar cierta cantidad para quedarse con el automóvil.

¿Cuál es mejor?

Como podrás haber notado, la diferencia clave está en que en el arrendamiento financiero, tienes la oportunidad de adquirir el coche después del periodo de leasing. Te estarás preguntando: “eso significa que el financiero es superior, ¿no?”

La verdad es: no necesariamente. Poder comprar el coche después de arrendarlo es sin duda una opción llamativa para muchas personas, pero no siempre va a ser una oferta valiosa.

El arrendamiento puro ofrece sus propios beneficios. Son más sutiles, pero no menos importantes. En muchos casos, son más accesibles que uno financiero por ser más simples. Lo mejor del arrendamiento puro, sin embargo, es que es 100% deducible de impuestos. Es, por tanto, ideal para personas físicas con actividad empresarial.

Aunque la diferencia del deducible sea mínima, esa cifra se acumula. El precio extra del arrendamiento financiero solo es excusable cuando realmente vas a comprar el automóvil después de arrendarlo. Si no, no tiene por qué ser la mejor opción.

Entonces, podemos concluir que ninguno es necesariamente una mejor opción. Depende de tus necesidades, recursos y prospectos para el futuro. ¿Quieres comprar tu coche cuando termine tu lease y tienes la seguridad financiera para hacerlo? Escoge uno financiero. ¿Prefieres no hacer esto? Ahorra dinero con uno puro. Todo depende de qué quieras lograr con tu arrendamiento.

¿Ya sabes cuál prefieres? Recuerda que te puedes poner en contacto con FinBe para conseguir un arrendamiento automotriz. Ya sea dejándonos un comentario, mandándonos un mensaje o visitando nuestra página de Bepensa Leasing.

¿Necesitas un crédito?

Nosotros te ayudamos

Deja un comentario

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

[wysija_form id="1"] Aviso de Privacidad